Losa a losa se construye la educación

De grandes ideas y aportes crece el mundo. Es el caso de la organización Pilosio Building Peace, que utilizando la arena existente en el entorno y en conjunto con los arquitectos Pouya Khazaeli y Cameron Sinclair, han desarrollado RE:BUILD. Se trata de un increíble sistema constructivo para levantar estructuras seguras, confortables y funcionales en los campos de refugiados en Jordania, con el fin de facilitar el acceso a la educación para los refugiados menores de 18 años.

Dicho sistema permite construir edificios temporales de muy buena calidad, los cuales son ensamblados través de paneles de muros conformados por andamios y rejillas, los que luego de ensamblarse, son rellenados con arena. De este modo, se generan interiores muy bien aislados utilizando un bajísimo presupuesto.

Según la agencia de refugiados de las Naciones Unidas y Save the Children, confirman que de los refugiados actuales, cuya cifra alcanza más de 1.3 millones, son menores de 18 años. Es por esta razón que los niños de Siria, refugiados y desplazados, requieren con suma urgencia acceso a las necesidades básicas y a la educación. Debido a todas estas carencias, muchos de estos niños han dejado de recibir educación por casi tres años, y dos tercios de los refugiados restantes no reciben ningún tipo de la misma.

El programa realizado por la gerencia de Dario Roustayan y Cameron Sinclair tiene como prioridad la construcción de lugares seguros para que los niños puedan realizar de forma adecuada sus actividades diarias, crecer sanos, recibir educación y desarrollar sus actividades de manera idónea.

El proyecto ha sido diseñado en un marco básico, para de esta forma levantar rápidamente escuelas en los campamentos de refugiados, combinando elementos naturales y de la zona, con arena y elementos de construcción como andamios sobre todo, contando con el trabajo de los propios refugiados.

Para la construcción de dichas estructuras no se requiere de nada complicado, pues son muy simples, rápidas e intuitivas, haciendo que las personas que la habitan se sientan nuevamente responsables de su propio destino y futuro. A través del uso de arena, valga recalcar que es el mejor aislante natural por excelencia y característica, siendo además típica de la cultura siria, se logra que las construcciones sean muy económicas.

La idea principal de dichas construcciones es emplear directamente la tierra que existe bajo sus pies como material de construcción para lo que simplemente rellenan entre los marcos previstos para los muros. Los paneles de techo, construidos por tierra, pueden actuar también como “zonas vivas” para producir comestibles. Este sencillo método corresponde al clima local y proporciona un ciclo de vida natural que no contamina la tierra sobre la que se posa cada una de estas construcciones, lo que indica que aparte de todos sus beneficios, también resultan ecológicas.

Finalmente, la única manera de lograr competitividad y resultados tangibles es con los desafíos que la tecnología te impone, pues son claras ventajas tanto para los empresarios, como para la creación de fuentes de trabajo calificadas en un proceso de innovación sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *