La importancia de la educación ambiental

Es muy importante que las personas sean concientizadas sobre todos los problemas que está sufriendo el planeta debido a la falta de conciencia. Por eso se hace imperativo que desde las escuelas se impulse a los niños a que inicien su comprensión sobre dichos efectos y que desde pequeños se les promueva siempre a la búsqueda de mejorar la situación de nuestro planeta y por ende, la calidad de vida de nosotros, sus habitantes.

¿Qué es la educación ambiental?

Cuando hablamos de educación ambiental, nos encontramos con un proceso educativo en el cual los individuos aprenden sobre temas ambientales, las razones para  aprendizaje son diversas, pero el primer motivo es para que las personas puedan involucrarse en la resolución de problemas, mejorar las deficiencias que están afectando al medio ambiente externo y por último crear soluciones que puedan ayudar a resguardar la vida del planeta que conocemos. Cuando se educa a las personas, estas pueden comprender de mejor manera qué es lo que está pasando y cuáles son los aportes que puede dar para que dicha situación mejore.

Mientras más info se le suministre a las personas, mucho mejor será el resultado de la cosecha de conocimiento, la cual es alcanzar un nivel de conciencia óptimo que ayude a que el planeta comience a sentir la fuerza del trabajo del ser humano en pro de su beneficio.

Conocimiento y entendimiento del ambiente y los desafíos ambientales.

Es importante tener un contenido establecido, pues esto ayudará a que la información llegue de forma correcta. Por eso se debe hacer un plan muy específico con los diferentes tópicos que se tienen en consideración.

Habilidades para identificar y contribuir a resolver los desafíos ambientales.

Aquí las enseñanzas no son estáticas, por el contrario se da una idea y se motiva a que las personas puedan desarrollar su propio criterio y soluciones, esto hace que el aprendizaje no sea metódico y además ayuda a la lucha para que mejore la situación del planeta, pues no es lo mismo dos cabezas pensando que tres o cuatro. Por eso es importante que cada alumno tenga un pensamiento crítico.

Estas clases tienen ya un largo tiempo dándose pero ahora es que están tomando mucho más fuerza, gracias a la acción de varias empresas que se han abocado a la concientización de las personas.

Muchas empresas se han comprometido con el medio ambiente con el fin de seguir manteniendo la vida útil en el planeta. Ya sea con ayuda de la reducción del consumo energético o la creación de más escuelas ecológicas. Y aunque no sean escuelas de conciencia ecológica, que sean lugares donde el futuro se forme y obviamente se realicen charlas que tengan que ver con el cuidado del planeta.

Entre estas empresas cuyo trabajo es ecológico, tenemos a Fenosa. Ellos decidieron dar un paso más allá, tomando la educación particular y la ecológica de la mano. El apoyo a todos los niveles educativos es uno de los pilares más importantes de la empresa. Su meta es contribuir positivamente en la formación de nuevos profesionales, es por eso que desde el año 2012, llevan a cabo un proyecto llamado:  “La energía, el medio ambiente y tú”, ese proyecto ha llegado a una gran cantidad de alumnos, dejando conocimientos importantes para ellos y cuidados para el ambiente.

En estas mini clases se le enseña a los niños sobre educación ecológica, para que puedan aportar su grano de arena al cuidado del planeta. Este proyecto no solo tiene vida en España, sino que Gas Natural Fenosa fue un paso más allá, llegado a Moldavia, aquí en colaboración con otras empresas y universidades crearon una charla que llegó a gran cantidad de infantes, los que serán los futuros encargado en de que nuestro planeta siga vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *