Educación sexual para el adulto mayor

Desde hace años se tomó la sexualidad del adulto mayor como un tabú o como un juego, en algunos casos hasta se le fue negada por mucho tiempo. Cuando se llega a cierta edad,  algunas personas pretenden que sus padres dejen de sentir como lo hicieron en algún momento. La sexualidad en el adulto mayor es un tema que se debe hablar de forma abierta pues se cree que éste ya no tiene derecho a disfrutar del placer porque ya no puede reproducirse, pero esto es totalmente erróneo y es un terrible error privarlos de su derecho a disfrutar.

En línea se puede encontrar información sobre diferentes tópicos importantes, entre los que destacan la sexualidad. Además de puntos relevantes en torno a este tema, se puede encontrar de todo, desde técnicas para ser mejor en la cama, hasta escorts eulalia roig, pero en lo que respecta al adulto mayor y la sexualidad no se tiene la información que se debería. Es por eso que en este post abordaremos algunos datos importantes.

La Organización Mundial de la Salud expresa que el placer sexual es un derecho de todos los humanos. La salud sexual es importante y trae consigo diferente tipos de elementos, ya sean sociales, intelectuales somáticos y emocionales que  cuando se unen de forma positiva ayudan a tener un estado de salud mucho más saludable.

Los mitos y prejuicios en torno a este tema vienen en respuesta a la falta de cultura que hay en la población actualmente.  Cada individuo tiene un espacio en el mundo y los adultos mayores también pero no deben actuar mediante un comportamiento estereotipado. Siempre se espera que al llegar a una edad cualquiera, ya automáticamente se deja de sentir placer y esto está muy lejos de la realidad.

Resulta ilógico que se piense que cuando se llega a la edad de la jubilación, el abuelo deja de sentir necesidad, deseo y placer. Es el ámbito social el detonante de todo esto. Y todo comienza desde el punto de vista económico, cuando un adulto pasa a ganar una pensión o recibe su jubilación, pasa al grupo de la clase pasiva. Cuando esto pasa, los hijos esperan que sus padres solo deseen cuidar de sus nietos y por momentos se olvidan de que estos tienen una vida y gustos totalmente diferentes.

Los hijos pasan a tomar una forma de dominación sobre la vida del padre. No les dejan fluir la comunicación porque se tiene una idea estereotipada de lo que son los deseos de la otras personas pero no lo saben a ciencia cierta.

Hay un prejuicio bastante arraigado y es que en la vejez se termina la sexualdad, pero nada está más elejado de la realidad. De hecho, se ha comprobado que es a esta edad cuando las sensaciones se disfrutan aún más y son mucho más intensas.

Este tipo de creencias dañan de forma directa al anciano, tanto a nivel físico como psicológico, pues comienza a sentirse cada vez más inútil y poco a poco se tirara al olvido.  Un adulto mayor debe ser educado en la sexualidad conforme a su edad. Estudios revelan que cuando esto es así, llegan a tener un autoestima mucho más alto y un estado de salud muchísimo más saludable.

A la mujer la persigue un horroroso pensamiento que reza que, cuando la menopausia llega, el apetito sexual se va y esto es erróneo. Cuando una mujer entra en el mundo de la menopausia no deja de sentir, sus receptores son tan sensibles como los de una mujer de mediana edad. Esta etapa por el contrario se debe tomar como la liberación la era sexual pues ya no se debe preocupar por los embarazos no deseados, por lo que se puede disfrutar de una vida íntima mucho más aventurera y placentera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *